La profilaxis dental tiene el objetivo principal la eliminación de la placa y sarro dental, contribuyendo a la salud de las encías. Este es un procedimiento esencial para mantener una buena dentadura, evitando el molesto e incómodo mal aliento y una buena y saludable estética.

Se realiza bajo los efectos de una anestesia general, para evitar los movimientos del animal durante el desarrollo del procedimiento con utensilios especiales. La remoción del sarro dental se logra mediante la utilización de un aparato de ultrasonido llamado CAVITRON, que destruye el sarro por vibración, paralelo a esto lanza un chorro continuo de agua, evitando que las encías se recalienten.

Al terminar la intervención se debe hacer un pulido del esmalte, se desinfecta la cavidad bucal y se enjuaga con un  antiséptico especial para limpiar los dientes y encías.

Es recomendable que durante los primeros días posteriores al procedimiento de detartraje, suministrar alimento blanco a nuestra mascota para evitar molestias innecesarias y realizar la limpieza diaria y administración de medicamentos si el médico lo recomienda.

Este tipo de limpieza profunda, se recomienda con una frecuencia al menos una vez por año.